Niveles de alemán

Escala global de los niveles de idioma

Base

A1

  • Entender, saber utilizar expresiones cotidianas y frases básicas muy sencillas dirigidas a satisfacer necesidades concretas.

  • Saber presentarse a sí mismo y a los demás; poder hacer y responder preguntas personales muy sencillas de la cotidianidad.

  • Ser capaz de interactuar de una manera sencilla con el interlocutor de forma clara y lenta.

A2

  • Saber comunicar situaciones básicas y rutinarias que requieren de un intercambio sencillo de información sobre temas familiares y comunes.

  • Comprender, utilizar frases, expresiones de uso frecuente, relacionadas con un ámbitos de inmediata relevancia (por ejemplo informaciones personales y familiar, compras, geografía local y trabajo).

  • Ser capaz de describir de forma sencilla aspectos de su vida cotidiana, de su proveniencia, formación profesional, de su entorno y expresar su necesidades concretas inmediatas.

Intermedio

B1

  • Comprender los puntos claves de una conversación sobre la familia, la escuela, el ocio etc.

  • Saber actuar con destreza en situaciones de viaje en el país donde se habla el idioma.

  • Ser capaz de producir un texto simple relacionado con asuntos familiares y de interés propio.

  • Poder discutir y relatar sobre experiencias, acontecimientos, sueños, esperanzas y ambiciones.

B2

  • Comprender los puntos clave de textos complejos sobre temas concretos y abstractos, como discusiones técnicas en su propio campo de especialización.

  • Ser capaz de interactuar con soltura y espontaneidad, haciendo así posible una interacción natural con los hablantes nativos sin esfuerzo para el interlocutor.

  • Saber cómo producir un texto claro, detallado sobre diferentes temas y ser capaz de explicar su punto de vista acerca de un tema presentando los diferentes pros y los contras. 

Avanzado

C1

  • Comprender textos largos, complejos y saber reconocer su significado implícito.

  • Saper expresarse con soltura y naturalidad, sin tener que consultar el diccionario con frecuencia. 

  • Ser capaz de usar el idioma en manera flexible y eficaz en ámbito social, profesional y académico.

  • Saber expresarse de forma clara, detallada y estructurada sobre temas complejos, utilizando adecuatamente diferentes elementos de conección lingüística.

C2

  • Comprender con facilidad prácticamente todo lo que se escucha y (que se) lee.

  • Ser capaz de resumir informaciones procedentes de fuentes diferentes, tanto oral como escrita, y saber reestructurar los temas en una presentación coherente.

  • Saber expresarse con espontaneidad, fluidez, precisión y aclarar también los matices más finos de significado en asuntos más complejos.